Seleccionar página

Errores comunes cuando se hace reforma en casa.

 

Cuando decidimos hacer una reforma en nuestro hogar, solemos cometer una serie de errores que a la larga, no sólo nos provocarán algún que otro dolor de cabeza sino que harán que perdamos dinero. Enumeramos a continuación un decálogo de los errores más comunes que solemos cometer:

 

Error número 1:

No solicitar los permisos o licencias necesarios para llevar a cabo las reformas. La mayoría de obras están sujetas a algún permiso, licencia o comunicación. Y algunas no todas, a un Proyecto de obra.  Si queremos que no nos paralicen la obra y  evitarnos sanciones urbanísticas lo mejor es asesorarse bien y pedir los permisos oportunos.
 

Error  número 2:

No avisar a la Comunidad de Vecinos que vamos a hacer reformas. No está de más comunicar a los vecinos que vamos a realizar reformas en nuestro piso. Hay ir y venir de gente, suciedad, ruidos, máquinas, etc. Basta con un simple anuncio en el tablón de anuncios para mantener al personal informado.

 

Error número 3.

No hacer caso a los profesionales. Solemos pensar que sabemos de todo. Y algunas cuestiones relacionadas con las reformas son complejas. Contar siempre con el asesoramiento de un profesional. Ellos te aconsejarán y resolverán tus dudas. Confía en los expertos y en su experiencia.

 

Error número 4.

Elegir el presupuesto más barato. A veces, o casi siempre, lo barato sale caro. A todos nos interesa encontrar el mejor precio. Sin embargo, no esperes grandes resultados si eliges el presupuesto más barato, ya que es imposible conseguir productos de alta calidad al precio de los peores materiales. Compara diferentes empresas y presupuestos. Estudia cada empresa, los trabajos que haya realizado previamente, cómo tiene previsto ejecutar la obra, etc. El precio es determinante pero hay que tener en cuenta otros factores a la hora de escoger la mejor opción.

 

Error número 5.

Que el presupuesto ofertado esté lo más detallado posible. Este punto está relacionado con el punto anterior. Que el presupuesto esté desglosado por partidas con los precio unitarios y cuanto más detallado, mejor. Las partidas alzadas son una fuente de problemas.

 

Error número 6.

Contratar con una empresa que no disponga de seguro de Responsabilidad Civil y que sus trabajadores no cumplan con todos los requisitos legales. Asegurarse previamente antes de iniciar los trabajos que la empresa dispone de seguro de Rc y todos sus trabajadores están dados de alta en la  Seguridad Social. Bastará con solicitar a la constructora copia de la póliza y del recibo bancario y que todos los meses nos facilite un certificado conforme están al día con los pagos de la Seguridad Social.

 

Error número 7.

Carecer de un proyecto concreto o no tenerlo bien definido. El polvo, el desorden, etc. Es cierto que las obras son un engorro. A veces tenemos tanta prisa por ver nuestra casa reformada y acabar cuanto antes las obras que aceleramos el proceso. Cuanto más definida está una obra, qué se busca realmente,  menores sorpresas surgirán durante la misma.

 

Errores número 8.

Crearse falsas expectativas. Los programas de TV sobre reformas, las redes sociales como Pinterest, etc  aunque son fuentes de inspiración, pueden generar falsas expectativas de como podría quedar la reforma. Cuando se compara la realidad con la fotografía muchas veces nos decepcionamos porque el resultado no era el esperado.

 

Error número 9.

Excederse del presupuesto incial. Cuando empezamos las obras es aconsejable ajustarse a un presupuesto real. Piensa en lo que es más necesario a la hora de hacer la reforma y pon un precio medio a cada una de esas obras. Si al final de la suma ves que sobra algo de dinero, puedes invertir en algún que otro capricho.

 

Error número 10.

No firmar un contrato con la constructora. Para evitarse problemas, lo aconsejable es firmar un contrato entre ambas partes donde todo quede regulado por escrito: forma de pago, plazo de ejecución de la obra, penalizaciones a la constructora en caso de no cumplir con el mismo, etc.

Desde Espacio Cúbico, te aconsejamos que no cometas estos errores. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de todos los pasos que debes seguir para realizar la rehabilitación de tu vivienda.